La Orden de los Frailes Menores Capuchinos de San Francisco, promotora de nuestro Centro Educativo, está presente en el Perú desde setiembre de 1948.

Los inicios de los capuchinos en nuestra tierra están marcados por la humildad y la pobreza. Asimismo, el celo por las almas y su predilección por los más pobres, la austeridad de vida, el trabajo manual, la preocupación por los enfermos y la vida de oración, les mereció el aprecio popular, al punto de ser llamados “los frailes del pueblo”.

Hoy en día, nuestros hermanos realizan su misión con el amor y sencillez espiritual que los caracteriza. Guiados por el Señor, desde la fraternidad, llevan adelante sus obras misioneras en favor de la comunidad, la niñez y juventud, con plena responsabilidad y amor reflejados en inculcar una formación humana y cristiana a través de parroquias; misiones en la sierra de nuestro país y en Bolivia, en la Ciudad de los Niños y en los diversos centros educativos que han fundado.

A pesar de las dificultades, encuentran la fuerza en Dios y en la fraternidad, elementos fundamentales de la vida.